La Vechia Signora, actual subcampeóna de la competencia y dos veces finalista en los últimos tres años, abre la fase Octavos de la Champions en un duelo inédito ante un equipo que apenas jugará por segunda ocasión en esta instancia, los Spurs.

La Juve llega con cinco partidos sin conocer la derrota en el máximo torneo de clubes, luego de caer en Cataluña en la jornada inaugural. En el Juventus Stadium los locales llevan invictos 26 partidos en torneos de la UEFA y ante equipos de la Premier acumulan seis sin derrota, incluyendo victoria en los últimos tres.

Tottenham consiguió lo que nadie en la fase de grupos del presente torneo, 16 puntos, al registrar 5 victorias y un empate en el Bernabéu. El equipo londinense venció en su única aparición en esta fase a otro equipo italiano, el Milan.


En eliminatorias a doble partido la Juventus perdió las últimas cinco ante equipos de la isla, mientras que los Lylywhites han ganado cuatro de cinco clasificaciones contra conjuntos del calcio italiano, por lo que el libro de las profecías se abre para escribir un empate en la ida, obviamente acompañado de las BAJAS.
 

Basel vs. Manchester City
Basel recibe por segundo juego consecutivo a un equipo de Manchester, ya le pegó al United 1 – 0 en la fase de grupos, pero ahora será el City de Guardiola en los Octavos de Final.

Los suizos nunca han podido superar esta instancia, sin embargo, en sus dos eliminaciones se mantuvieron sin derrota en St. Jakob-Park, siempre recibiendo en la ida, incluyendo una victoria ante el Bayern en el 2012. Antes de ganarle al ManU — aún con Manuel Akanji y Renato Steffen, considerables bajas en el mercado de enero —, Basilea registraba 3 derrotas al hilo ante equipos ingleses.

Manchester City no tiene muy gratos recuerdos de los Octavos de la Champions, etapa que solo una de cuatro ocasiones han superado, y esos tres descalabros ya incluyen un fracaso con Pep (Mónaco) la temporada pasada, incluso desde que el español comanda a los Citizens solo han podido ganar dos de siete partidos en calidad de visitante en este certamen.


Uno de las dos llaves más disparejas de la Champions, nos la deja “papita” de profetizar, y es que lo que no pudo hacer Guardiola con el Barcelona, ganar en St. Jakob Park, con el City se ve fácil de lograr en un partido que verá moverse la red en mínimo cuatro ocasiones.
 

Real Madrid vs. Paris Saint Germain
Es el duelo más atractivo de los Octavos de Final, en sí uno de los más atractivos de toda la Champions. Y como no serlo sí dos trenes ofensivos estarán cara a cara.

Los “Por Siempre Goleadores” — porque eso significa PSG, ¿o no? — vienen de destrozar el récord de todos los tiempos en la fase de grupos de la Liga de Campeones al convertir 25 goles. Los parisinos son especialistas en el partido de ida de los Octavos de Final, nunca han perdido en cinco experiencias, ganando cuatro de esos juegos, incluyendo la goleada en casa 4 – 0 ante el Barcelona el año pasado.

El Real Madrid acostumbrado a los récords busca ser el primero desde 1976 (Bayern) en levantar “La Orejona” tres años al hilo, además de alargar su racha en los Octavos de Final a ocho clasificaciones consecutivas. Los Merengues llevan más de 450 minutos sin aceptar gol ante equipos de la Ligue 1, incluyendo dos juegos en la fase de grupos del 2015-16 ante el equipo de la Ciudad del Amor.

Todo hasta aquí suena muy “blancamente” romántico, pero lo que se celebra en esta fecha será la señal perfecta para la profecía. Las dos veces que se han enfrentado en fases de eliminación en competiciones europeas el Paris eliminó al Madrid. En 14 ocasiones que el Bernabéu recibió visitas francesas los Madridistas perdieron solo en una ocasión, ¿alguna idea de quién fue el guapo que les ganó? Desde el receso de la Champions, los Azules han ganado 14 de 15 encuentros, mientras que los Blancos solo han ganado 4 de 8 juegos en La Liga y ya ni hablar de la historia en la Copa del Rey.


Lamentablemente para los Merengues no es 1997 ni cuentan con el “Pentapichichi” Hugo Sánchez, quién aquel año consiguió un triplete en su propia fiesta ante el Paris Saint Germain. Ni el mismo CR7 podrá en casa ante Neymar que le revelará al Real Madrid que el verdadero significado de las siglas PSG es “Papá Siempre Gana”.
 

Porto vs. Liverpool
El Dragón Azteca de Tres Cabezas (Corona, Herrera y Reyes) ante Klopp y su fútbol vertiginoso.

El Oporto nunca le ha ganado al Liverpool en cuatro partidos empatando los dos de local y perdiendo el par de veces que han visitado Anfield; inclusive en etapa de eliminación, los portugueses no pudieron hacer gol en 180 minutos.

Dentro de la Champions este será el segundo partido consecutivo en que los lusos reciben a un equipo de la Premier, ya que en la última jornada de grupos aplastaron 5 – 0 al Leicester City previamente ya clasificado como primer lugar. Sin embargo, en la casa del equipo más mexicano del viejo continente cualquiera es bien recibido en la actualidad, registrando las visitantes 4 victorias y 2 empates en los últimos 10 cotejos. Desde el 2004 el Dragón no saca fuego en una eliminatoria ante equipos ingleses, siendo eliminado en 4 ocasiones desde entonces.

El Liverpool por primera vez en la década se clasificó a los Octavos de la Champions League, fase en la que de cinco aventuras en solo una han sido eliminados y lo fueron por un equipo portugués, el Benfica. Por cierto, en la última fase eliminatoria que los Reds participaron fue en la Europa League donde el Braga, también portugués, los derrotó. Y es que en tierras lusitanas, los de Merseyside registran siete partidos consecutivos sin salir airosos, ganando solo las primeras dos ocasiones de 9 encuentros.


El Liverpool de Klopp tiene problemas en las fases de eliminación sin importar el nombre del torneo, ya sea continental o local, sin embargo ya “se dejaron” eliminar de otros torneos y luego de este juego tendrán “vacaciones” de 10 días, así es que jugarán con todas sus cartas y sin guardar ni un litro de gasolina por lo que llegarán con ventaja a casa para la vuelta. Además, como BONUS hay que mencionar que durante la fase de grupos cada partido jugado en el Estadio do Dragão promedió 5 goles, misma media que tuvieron los juegos que disputó Liverpool de visitante en la etapa grupal. Sabiendo esto, sería una loquera decir lo contrario, por ello profetizar las ALTAS cualquiera.

 
¿Te agrada lo que escribimos?